CONVERSACIONES EN MANADA

SANGRE NUEVA, ENERGIA MÁXIMA 
Hace ya más de un año, que nacieron los cinco últimos cachorros, un cambio en la tendencia genética de nuestro Kennel y un cambio brutal en los niveles de energía.
Siempre he pensado en lo diferentes que son los perros de trineo en cuestiones de energía, respecto a los perros domésticos. Por lo general estoy muy acostumbrado a tratar con este tipo de perros "High Energy" a menudo, pero tengo que reconocer que la última camada supera con creces mis expectativas.

La madre ya se temía algo por la cara que pone en la foto.
No se, si tendrá que ver con su genética ( Redington/Zero Sepp/Alta) o con alguna otra cosa, pero estos cachorros son lo más potente a nivel energía que hemos tenido nunca, traducido al tiro desde luego no podemos tener queja, ya que son unos bestias, pero es en el comportamiento en manada donde todo cambia. Por lo general, este tipo de perros no tienen botón On/Off y se mantienen siempre en el On, pero estos cachorros han desarrollado otro botón que no se encuentra en el escalafón de energía y están en modo "Super guerrero" siempre. Para comer, para jugar, para entrenar, hasta para descansar son "High Energy", una cosa asombrosa.
No hemos tenido otra opción que adaptarnos, ya que aunque son solo cinco, se hacen notar.
Seguimos teniendo el control de la manada como siempre, pero los niveles de energía han subido, por lo qué nuestros niveles también tienen que subir.
Si extrapolamos la jerarquía en manada al tiro, si que ha cambiado algo la cosa.
Con el equipo de 12 perros, que teníamos hasta que nacieron estos cachorros, las cosas eran bastante fáciles, perros tranquilos en las salidas, en las paradas, cortas o largas, en los vivacs, esa tranquilidad de momento se ha visto perturbada por la energía, que transmiten estos cachorros a los demás integrantes del equipo, ahora las salidas son mucho más escandalosas que antes, todo sigue siendo controlable para una sola persona, pero el nivel de excitación ha aumentando por lo que el nuestro también ha aumentado, los cachorros excitan al resto de perros y en pocos segundos tienes 17 perros chillando como locos para salir. A veces pienso que quien, me mandaría meterme en esta camada, con lo tranquilo que era nuestro equipo. Todo el trabajo hecho hasta la fecha en mantener la calma para las salidas, se fue a pique en cuanto enganchamos el primer día a estos super cachorros.
Ahora toca volver a empezar y tratar de explicarles a estos bichos super potentes que las cosas nos gustan mas tranquilas y que no hace falta, despertar a parte de la comarca cada mañana cuando entrenamos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

EN BUSCA DEL EQUILIBRIO PERDIDO

Cuando tienes poco tiempo, muchas cosas que hacer o sencillamente poco tiempo para muchas cosas. En ese caso solemos decir que "NO NOS...